Conoce las uvas
Las uvas son originarias del Cáucaso y Asia occidental, se supone que ya era recolectada en el Paleolítico. Los egipcios conocían la vid, pero los griegos y los romanos fueron dos de las civilizaciones que desarrollaron en gran medida la viticultura e introdujeron la vid en sus colonias.
Su consumo habitual, como parte de una alimentación saludable puede proporcionar los siguientes beneficios:
Por su contenido de potasio pueden ayudar a mantener tu presión arterial dentro de niveles saludables.
Las uvas contienen fitonutrientes que pueden ayudar a proteger contra enfermedades oculares comunes, como la degeneración macular relacionada con la edad, las cataratas y el glaucoma.
El resveratrol contenido en las uvas puede ayudar a retrasar las señales de envejecimiento prematuro en la piel.
Los compuestos fenólicos presentes en las uvas ayudan a disminuir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.
Los fitonutrientes presentes en la uva (pulpa, piel y pepitas), pueden reducir el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer, como el de colon.
Algunassugerencias de consumo
Es importante lavar las uvas justo antes de comerlas (si las lavas antes, disminuirá su vida útil). Para lavar las uvas, enjuáguelas en un colador con agua corriente fría.
Para obtener el mejor sabor de las uvas, deja que alcancen la temperatura ambiente antes de comerlas.
Las uvas pueden consumirse solas como refrigerio de media mañana o incluso en una bandeja acompañadas de queso y nueces.
Las puedes agregar a tus ensaladas verdes o como parte del desayuno junto con yogurt griego.
Las uvas también se pueden transformar en mermeladas y jaleas, que a su vez se pueden agregar a pasteles, tartas o simplemente untar en pan tostado.